Estimados connacionales:

 

Es grato dirigirme a todos los compatriotas residentes en el exterior con ocasión de la celebración del 196° aniversario de nuestra independencia. En esta fecha tan importante, sentimos con mayor fuerza todo aquello que nos hace ser peruanos y nos permite reflexionar sobre nuestro pasado, presente y futuro.

 

No es fácil vivir lejos de la Patria, de nuestras familias y de nuestras raíces. La distancia hace necesario tener coraje y tesón para afrontar los desafíos que se presentan en la búsqueda de nuevas oportunidades. Así también supone un reto para la transmisión y aceptación de nuestra rica cultura por parte de las nuevas generaciones nacidas en el exterior.

 

A pesar de ello, el arraigo hacia lo nuestro se manifiesta fuerte e imperturbable. Evidencia de ello fue la respuesta de esa Comunidad Peruana para hacer frente a los terribles momentos que sufrió el país a causa del fenómeno natural de “El Niño Costero”. Las grandes muestras de solidaridad que movieron a miles de peruanos desde el extranjero, son una clara señal de una de las mayores fortalezas que tiene el Perú: su gente. Y es que cuando nos unimos hacemos patria y somos UNA SOLA FUERZA!

 

Consciente de ello, y a través de la búsqueda de un país moderno, justo y una revolución social, mi gobierno busca simplificar trámites y mejorar la atención a los ciudadanos peruanos que residen más allá de nuestras fronteras. En general, nuestro propósito es acercar al Estado a ustedes, representantes del Perú, que día a día contribuyen con el desarrollo de nuestro país y la difusión de nuestro acervo cultural en el extranjero.

 

Al conmemorarse un aniversario más de nuestra independencia, hago llegar a cada uno de ustedes y sus familias, mi más sincero agradecimiento por la ayuda recibida con ocasión del mencionado fenómeno natural y el reconocimiento por sus extraordinarios esfuerzos para llevar siempre muy en alto su peruanidad.

 

¡Felices Fiestas!

 

¡Qué viva el Perú!

 

 

                                                                       Pedro Pablo Kuczinsky

                                                       Presidente Constitucional de la República del Perú

Estimados compatriotas:
 
Me es muy grato dirigirme a todos ustedes con ocasión de conmemorarse el 196° aniversario de nuestra Independencia Nacional, a fin de hacerles llegar, a nombre del Ministerio de Relaciones Exteriores y en el mío propio, mis más cordiales saludos, expresando además, mi reconocimiento a todos los connacionales que con gran esfuerzo han sabido afrontar diversos desafíos, construyéndose un futuro en el exterior, manteniendo siempre vivo el vínculo y su identidad con la Patria.
 
Desde la Cancillería asumimos con la mayor prioridad la protección y promoción de todos ustedes en el exterior. Es por eso que hemos emprendido diversas acciones e iniciativas con dicho fin. Quisiera en esta ocasión destacar algunas de ellas:
 
• La aprobación de la Política Nacional Migratoria que incluye dentro de sus objetivos estratégicos el garantizar la protección, atención y defensa de los derechos de peruanos y peruanas en el exterior así como una migración informada y segura; 
• El fortalecimiento en el exterior de los programas de asistencia humanitaria;
• El incremento de acciones de protección consular particularmente en aquellos países con mayor número de connacionales;
• La suscripción de convenios internacionales para facilitar la integración de nuestros compatriotas en los países de acogida, como los de seguridad social;
• La cooperación internacional en el combate contra la delincuencia internacional suscribiendo convenios vinculados a la lucha contra la trata de personas y tráfico de migrantes, entre otros.
 
Sirva esta fecha de celebración y reflexión para renovar nuestra peruanidad sintiéndonos siempre orgullosos herederos de un pasado y de una vasta cultura que sigue deslumbrando al mundo con nuestras variadas costumbres, asombrosa gastronomía, música, danzas y sobretodo la calidez de nuestra gente. Los invoco a que no obstante la distancia, sigan transmitiendo a sus hijos y descendientes ese rico legado y ese inquebrantable y profundo amor por el Perú. 
 
Les renuevo el decidido compromiso de esta Cancillería en la defensa de los derechos de cada uno de ustedes a través de la protección consular; buscando brindarles cada vez mejores, oportunos y más eficientes servicios en cada una de nuestras representaciones consulares en el exterior.
 
Por todo ello, les envío mi abrazo fraterno y mi mayor deseo de bienestar y prosperidad para ustedes y sus seres queridos.
 
¡Felices Fiestas Patrias!
¡Viva el Perú!